Mónica Godstein entrecruza fotografía y pintura en torno a lo que ella llama “paisajes del mundo interior”. Logra así una sutil vibración cromática, como salida de un estado de ensoñación, que despliega en el plano y en una serie de libros de artista, género que la cuenta entre las pioneras.

Alberto Giudici

Revista Ñ- 4/3/2006